Las Vinagretas, la herramienta perfecta para dar sabor a los deseos de año nuevo.

Las vinagretas se consideran una de las siete salsas madres.

 

Su definición es una emulsión inestable que se separara en fases, ya sea por el paso del tiempo o por la acción de la temperatura ambiente, para simplificar una vinagreta es juntar dos cosas que naturalmente no quieren estar juntas como lo son un vinagre y un aceite.

La base de cualquier vinagreta es las siguiente:

1 / 3 parte de Vinagre + 3 / 3 partes de Aceite

Para resumirlo en números 250 mililitros de vinagre por 750 mililitros de aceite.

Siempre se utiliza un emulsionante, el universalmente usado es la mostaza, esta ayuda a mantener mas tiempo la emulsión además de apoyar en el sabor

Siempre se deben de medir los líquidos en volumen, nunca en peso y ambos deben de estar a temperatura ambiente.

El orden de los factores si altera el producto. Se debe de comenzar por mezclar los ingredientes que le den sabor o que sazonaran nuestra vinagreta con el vinagre para que puedan disolverse e integrarse perfectamente y ya después agregamos en forma de hilo el aceite.

Receta Base de Vinagreta

1 Taza

Ingredientes

Vinagre Blanco ¼ Taza

Mostaza 1 Cucharada

Sal 1 cucharadita

Azúcar ½ cucharadita

Aceite de Olivo Filippo Berio ¾ Taza

Método

  • Se mezclan muy bien en un tazón el vinagre, la sal, el azúcar y la mostaza.
  • Se integran y disuelven perfectamente.
  • Ya que estén perfectamente integrados, se añade el aceite en forma de hilo hasta lograr una textura espesa y homogénea

En siguientes artículos veremos sus variedades y trucos.